Inicio > Documentos, Emprendedores > Libro Blanco de la Iniciativa Emprendedora en España

Libro Blanco de la Iniciativa Emprendedora en España


El estudio señala que se emprende más por necesidad (59%) que por oportunidad (41%) – Miedo al fracaso, aversión al riesgo, falta de autoconfianza y mala imagen de los emprendedores, principales obstáculos para emprender

“La iniciativa emprendedora se puede aprender en la escuela” y debería potenciarse porque los jóvenes “puedan desarrollar competencias como la autonomía, la confianza en un mismo y la presa de decisiones en entornos de riesgo”. Esta es una de las principales conclusiones del Libro Blanco de la Iniciativa Emprendedora en España que ha promovido la Fundación Príncipe de Girona (FPdGi) y que han elaborado los expertos de ESADE Business School.  El estudio, que incluye una encuesta a más de 7.000 jóvenes, revela también que otro de los retos para fomentar la emprendeduría debe ser la mejora de la financiación a nuevos proyectos empresariales, especialmente de capital riesgo en sus primeras fases de la empresa.

El Libro Blanco de la Iniciativa Emprendedora en España, que se ha entregado a S. A. R. el Príncipe de Asturias y de Girona, se ha presentado en Madrid en un acto celebrado en la sede de ESADE.

Educar para emprender

Para los autores del Libro Blanco, “los jóvenes españoles no sienten lo suficiente que se los ha educado para emprender”. Por este motivo señalan que es necesario que “los profesores tengan en las escuelas herramientas y materiales adecuados para enseñar sentido de la iniciativa y espíritu de empresa y fomentar la interacción de sus alumnos con emprendedores locales”.

Estas acciones educativas deben permitir fomentar la cultura emprendedora “evitando estigmatizar al creador de una nueva empresa que ha fracasado” y a la vez, “incrementaría el número de emprendedores al país” que, tal y como apunta el estudio, representa tan sólo el 5,1%, y además está disminuyendo debido a la crisis. Este dato es todavía más sorprendente si la comparamos con la de otros países como Noruega (8,5%) o los EE.UU. (8%).

Los autores del Libro Blanco de la Iniciativa Emprendedora en España destacan que, a pesar de estos datos, “lo cierto es que en España con la actual situación económica se vive un momento propicio para el impulso de la emprendeduría” porque, según revela el informe, se llevan a cabo iniciativas emprendedoras por necesidad (59%) más que por oportunidad (41%).

Cambio de mentalidad

Los expertos señalan en el informe la necesidad de cambiar la mentalidad de los jóvenes españoles. Según se recoge en el Libro Blanco, los jóvenes no son emprendedores porque están “acomodados” y prefieren el trabajo asalariado antes que el autoempleo. Además, la tendencia ha aumentado en los últimos años del 34% del 2001 al 52% de 2009

Así, el informe concluye que los jóvenes españoles prefieren la estabilidad (77%) y un ingreso fijo (70%) a la posibilidad de crear su propia empresa. Esta es una de las conclusiones de la encuesta y confirma la baja valoración que otorgan los españoles de 18 a 34 años a los emprendedores.

El Libro Blanco de la Iniciativa Emprendedora dedica un apartado especial a la generación “ni-ni”, que en España ya supone un 10,9% de la población de entre 15 y 19 años. Esta cifra sitúa el Estado en el primer lugar del ranking ante otros países de la Unión Europea y los Estados Unidos, superando, incluso, Portugal. Y aunque entre los 20 y 24 años Italia supera España, la cifra de jóvenes que ni estudia ni trabaja se sitúa en el 17,2%.

Por qué no se emprende en España?

Los principales condicionantes a la hora de tomar la decisión de no emprender en España son el miedo al fracaso y la aversión al riesgo. En el primer caso, el informe destaca que el 45% de las personas encuestadas tiene miedo del fracaso, cifra sólo superada por Francia con un 47%.

Asimismo, los españoles tampoco son proclives a tomar riesgos y tan sólo el 12% asegura que es una persona arriesgada ante un 39% de norteamericanos. El informe revela también que los encuestados se consideran poco creativos y piensan que lo que les pasa está en gran medida determinado por otros o por la suerte.

Otro de los frenos a la hora de emprender en España es la mala imagen que se tiene del autoempleo. De hecho, ser emprendedor sólo cuenta con un 48% de índice de popularidad ante del 73% de los Estados Unidos o el 62% de Francia. Así, los jóvenes piensan que la sociedad valora mejor a los profesionales independientes (72%) o a los científicos y artistas (69%) que a los emprendedores o empresarios (38%). Sólo los funcionarios están más mal vistos.

El estudio constata además que los medios de comunicación “no dedican una atención suficiente a la iniciativa emprendedora” mientras que “en países como los Estados Unidos o Noruega los medios de comunicación se interesan el doble por el tema”.

Ante esta situación, qué se puede hacer?

La Fundación Príncipe de Girona, entiende que uno de los aspectos claves para la mejora de las condiciones de vida de los jóvenes es también contribuir a explicar que, como dijo S.  A. R. en el pasado Fórum IMPULSA, “emprender es aportar valor añadido en nuestro día a día en cualquier ámbito”. “Escritores, artistas, científicos, deportistas y, ni que decir tiene, aquellos que trabajan en proyectos sociales también pueden ser emprendedores”.

La Fundación Príncipe de Girona, que tiene como misión apoyar a la formación y el desarrollo de los jóvenes, prevé en los próximos años impulsar proyectos dirigidos especialmente a la educación emprendedora ya desde la educación primaria.

Los expertos consideran que en la situación actual de crisis, la actitud de los jóvenes ante la posibilidad de crear una empresa debería cambiar, se trata de una oportunidad laboral real y de futuro, sobre todo si tenemos en cuenta que la sociedad está cambiando mucho y exige de una constante adaptación al cambio. Lo más lógico sería que actualmente emprender fuera una prioridad. También hace falta formar al profesorado y diseñar materiales y herramientas adecuadas para que se incorporen nuevos módulos de iniciativa emprendedora en la escuela y la generalización de los cursos de creación de nuevas empresas en la universidad.

Los responsables del estudio han señalado también la necesidad de mejorar la financiación para la iniciativa emprendedora. El informe destaca el incremento que, en los últimos años, ha habido en el ámbito de los Business Angels (inversores privados que apadrinan proyectos). España cuenta con 1.473 inversores, cifra que supera Suecia, que tiene 1.042. El estudio revela, pero, que la situación no es tan positiva con respecto al capital riesgo, especialmente en las primeras fases de la empresa.

Puede consultar el resumen ejecutivo y el informe completo en el apartado de más información y en los siguientes enlaces:

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: